Juan Marín Bravo, presidente de Proexport.

Qué sería de esta Región si el sector hortofrutícola no estuviera generando empleo y riqueza

Juan Marín Bravo, presidente de Proexport.

La agricultura murciana ha alcanzado las mejores cifras de exportación de su historia. En 2015 se exportaron frutas y hortalizas por valor de 2.376 millones de euros, un 7,8% más que el año anterior. El empuje de las empresas hortofrutícolas para encontrar nuevos clientes a las producciones murcianas está en la base de este crecimiento.

– ¿Cuáles considera las principales razones del incremento de las exportaciones murcianas?

Se debe fundamentalmente a la apertura de nuevos mercados, que es fruto de la labor de nuestras empresas, de nuestros comerciales que andan por medio mundo intentando conquistar nuevos clientes tan necesarios para darle salida a nuestros productos. Fundamentalmente ha sido eso, nuestra exigencia y la apertura de nuevos mercados.

– ¿Cómo valora el conjunto de la campaña hortofrutícola 2015-2016?

Ha sido una campaña bastante compleja. Tendríamos que analizarla en dos fases. La primera fase prácticamente desde el inicio de nuestra campaña en octubre hasta el mes de febrero, la podríamos catalogar como desastrosa porque no llegaba el frío, lo que provocaba un exceso de producción. Recuerdo que tuvimos que hacer alguna gestión de crisis en aquel mes de diciembre y enero porque la verdad es que aquello pintaba mal. En los últimos tres meses (marzo, abril y mayo), ha cambiado la tendencia anterior de manera significativa.  Habrá que esperar al cierre de datos para poder hacer un balance total, pero parece que la campaña se nos está arreglando un poco.

– ¿Qué mercados son objetivo del sector en los próximos años?

El mercado europeo es nuestro mercado por excelencia. Esperamos recuperar el mercado ruso, cuyo cierre tanto daño nos hizo en los años anteriores; También esperamos crecer en países del este y, sobre todo, estamos muy focalizados en incrementar nuestra presencia el mercado asiático y Oriente Medio.

– ¿Qué supondría para los productores hortofrutícolas la firma del acuerdo entre UE y EEUU?

– Es una oportunidad que no podemos desaprovechar. Se trata de un mercado maduro, con un volumen de población importante y con consumidores de alto nivel adquisitivo. No podemos renunciar a ese mercado que demanda los productos que producimos en esta Región y en Europa.

– ¿Cómo está afectando a las empresas hortofrutícolas murcianas la inestabilidad política?

La verdad es que no suma nada, todo lo contrario. A la hora de gestionar ayudas, la política agraria común, programas europeos y, fundamentalmente en temas del agua, estamos sufriendo terriblemente. Estamos pendientes de la adopción de medidas, de terminar infraestructuras y, tener un Gobierno en funciones, sea del color que sea, no ayuda nada a la dinámica que nuestro sector requiere.

– ¿Cómo se afronta una campaña hortofrutícola con escasez de recursos hídricos?

De una manera terrible. En unas semanas estamos planificando la próxima campaña 2016-2017, que empezaría con las recolecciones de octubre hasta final de mayo y, actualmente, no tenemos garantizado ese recurso tan imprescindible para nuestras empresas.

– Hace un año pedía a los grupos políticos un Gran Pacto del Agua y un año después el Levante español sigue sufriendo que la situación hídrica sea utilizada en la arena política. ¿Cree que puede haber una alguna solución definitiva a los recursos que la Cuenca del Segura precisa?

– No. Desgraciadamente, un año después volvemos a estar, después de aquel denominado “Pacto Promenade” en el que los políticos no quisieron tomar el guante, ante la misma situación. Una nueva campaña de incertidumbre. Apelamos a la responsabilidad de los políticos para que nos ayuden y nos garanticen ese recurso tan importante y tan imprescindible que es para nosotros.

– ¿Qué representan las empresas hortofrutícolas de Proexport para la economía regional?

Representan fundamentalmente empleo, trabajo. Tenemos en nuestra asociación 30.000 empleados, familias enteras están en nuestras empresas trabajando. Además de ofrecer estabilidad en el empleo, producimos cerca millón de toneladas de productos frescos y saludables que llegan tanto para nivel nacional como fuera de nuestras fronteras. Somos un sector seguro, que damos confianza. Qué sería de esta Región sin este sector hortofrutícola, sin que este sector agroalimentario estuviera empujando y generando ingresos a través de impuestos, riqueza y empleo.


Compártelo


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail