Javier Soto. Presidente Sectorial Lechuga Iceberg.

La especialización, el saber hacer y el factor humano confieren el liderazgo a la iceberg española en Europa

Javier Soto. Presidente Sectorial Lechuga Iceberg.

Unas condiciones climáticas inusuales, con temperaturas tres grados por encima de la media durante todo el invierno, han provocado adelantos en las producciones de lechuga durante dos tercios de la campaña. Los productores de iceberg han afrontado una campaña “bastante compleja y caótica”.

– Murcia suministra cerca del 70% de la lechuga exportada por España y, junto a Almería y Alicante, concentran la producción de otoño e invierno para toda Europa. ¿Cuáles son las razones de este liderazgo?

– La primera razón de que Murcia, junto con el sur de Alicante y el norte de Almería, sean las zonas de invierno de mayor producción de Lechuga Iceberg, son las condiciones climáticas. Y aunque resulte un poco paradójico, que tampoco tengamos gran cantidad de lluvia. Todo esto ha venido acompañado, también, de una evolución, de una especialización, de un saber hacer y un buen trabajo de todas las empresas para poder aprovechar las condiciones climatológicas y geográficas que tenemos: elaboración de un equipo humano, especialización, inversión en maquinaria y tecnología para poder hacer la lechuga iceberg tal y como la demandan nuestros clientes.

– ¿Qué aspectos destacaría de la campaña de lechuga iceberg 2015-2016?

– Ha sido una campaña bastante compleja y caótica a causa, sobre todo, de una situación climatológica atípica. En los primeros dos tercios de la campaña sufrimos temperaturas muy elevadas, por encima de lo normal, que han dado lugar a una sobreproducción, con lo que hemos tenido que cosechar más del doble del producto que teníamos planificado.  En el último tercio de la campaña ha ocurrido todo lo contrario y no se ha dado lugar a situaciones muy complicadas como al inicio.

– Frente a condiciones climatológicas y de mercado adversas, ¿en qué medidas trabaja la Sectorial de Lechuga Iceberg de Proexport para aportar estabilidad a las campañas?

– Dentro de la sectorial de la Lechuga Iceberg, sobre todo, intentamos recabar toda aquella información que nos permita planificar y conseguir una estabilidad de las producciones. Teniendo más información podemos plantear las campañas con una situación más acorde a la realidad, al consumo y a la demanda, siempre y cuando no tengamos unas condiciones demasiado adversas.

– ¿Qué mercados han sido más inestables para los productores la campaña?

Es muy difícil poder decir qué mercado ha sido mejor o peor cuando hemos tenido una situación climatológica que nos ha afectado tanto en este año, con lo cual prácticamente todos los mercados, todos nuestros destinos y nuestros clientes han ido un poco acorde con la situación que nos hemos encontrado. En una situación adversa con uno, dos o tres grados de media de más temperatura, es similar a cuando se producen heladas que destrozan productos y las ves físicamente porque estás viendo hielo, estás viendo la lechuga que se ha echado a perder. Esa situación, en este año, no es palpable porque esa climatología ha dado como consecuencia que lleváramos incluso hasta tres y cuatro semanas de adelanto en las producciones.

– El sector de la lechuga iceberg es de los más modernizados para satisfacer en breve tiempo la demanda del cliente. ¿Qué avances se han abordado en los últimos años?

– Nos adecuamos a la realidad del mercado y a las necesidades de nuestros clientes, que no dejan de ser el consumidor final. El consumidor final cada vez quiere un producto más fresco, con más calidad y con más seguridad alimentaria, con lo cual obliga a un nivel de especialización en todos los procesos y, sobre todo, del personal y del equipo humano.


Compártelo


Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail